IN MEMORIAM

Julio Anguita

Julio Anguita

(1941-2020)

UNO DE LOS PADRES DE LA PATRIA QUE ESTÁ POR VENIR

José Luis Serrano

José Luis Serrano

(1960-2016)

UNO DE LOS IMPRESCINDIBLES

Gregorio Morales

Gregorio Morales

(1952-2015)

LA SONRISA REPUBLICANA

Juan de Dios Santander García

Juan de Dios Santander García

( 1940-2013)

SIGUES VIVO EN NUESTRA CAUSA

Cristóbal García Puche

Cristóbal García Puche

(1940-2016)

NO OLVIDAMOS TU COMPROMISO CON LA TERCERA REPÚBLICA, AMIGO CRISTÓBAL

Arturo Lens Closas

Arturo Lens Closas

(1937-2020)

EN LA PARTIDA DE ARTURO LENS CLOSAS

José María Coronas

José María Coronas

(1943-2018)

SIEMPRE PERMANECERÁ EN NUESTROS CORAZONES

Emilio López Pinilla

Emilio López Pinilla

(1945-2020)

TE ECHAREMOS DE MENOS, QUERIDO EMILIO

Antonio Ferrero Fort

Antonio Ferrero Fort

(1944-2012)

COMPAÑERO DEL ALMA, COMPAÑERO

Comunicado de Granada Republicana UCAR ante el fallecimiento del histórico líder de la izquierda española

16/05/2020

Este mediodía nos ha golpeado la noticia de la muerte del compañero Julio Anguita González (1941-2020). Cuando parecía que mejoraba poco a poco, según los partes médicos diarios del Hospital Reina Sofía de su querida Córdoba, la parca nos lo ha arrebatado a los 78 años, dejándonos huérfanos de referente.

Nuestra asociación, Granada Republicana UCAR, le debe mucho a Julio Anguita. La propuesta republicana que lanzó allá por 2004, tras retirarse de la primera línea de la política institucional, propició la creación de multitud de colectivos ciudadanos por toda España, vinculados a la plataforma impulsora del manifiesto, Unidad Cívica por la República (UCR). El 25 de abril de 2005, en los aniversarios de la portuguesa Revolución de los Claveles y de la Liberación italiana del fascismo, un conjunto de personas, vinculadas a diferentes ámbitos de la izquierda plural y espoleadas por el llamamiento de Julio y de UCR, constituimos, en los sótanos del Colegio Mayor Isabel la Católica de la capital nazarí, la delegación granadina de Unidad Cívica Andaluza por la República (refundada en 2015 como Granada Republicana UCAR).

La propuesta republicana de Anguita pretendía dotar de un primer armazón teórico al deslavazado movimiento republicano de entonces, superando la nostalgia por la arrasada II República y sentando las bases para conquistar la III. Su empeño didáctico, derivado de su vocación docente, le llevó a recorrer España de punta a cabo para intentar despertar las conciencias de una ciudadanía pasiva y desencantada (precisamente, justo dos días después de nuestro nacimiento, el 27/04/2005, el Califa Rojo impartió una histórica conferencia en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias de Granada, un acto memorable mediante el que nos presentamos a la sociedad granadina del momento).

Julio luchó por la República porque quería un nuevo país, porque sabía que solo una República federal, laica y solidaria podría estar en condiciones de resolver los graves problemas de España y de los españoles y las españolas. La República por la que combatió Anguita sigue siendo un horizonte a alcanzar, la alternativa a esta Monarquía fallida que heredamos del franquismo y que lleva naufragando una década. La pandemia del coronavirus ha vuelto a desvelar las costuras del régimen de 1978, un sistema de poder copado por la derecha neoliberal y nacionalcatólica, obsesionada en derribar al actual Gobierno de coalición, teledirigida por el IBEX 35 y apoyada en su cometido por el estamento judicial y los medios de comunicación. Una España oficial muy alejada de las necesidades básicas de la España real (a veces, sorprendentemente aliada con uno de sus principales demonios, el secesionismo catalán).

Julio Anguita lanzó un vídeo en sus últimos días de vida, marcados por la crisis de la COVID-19, dando a conocer a la opinión pública el manifiesto “El hoy y el mañana: razones para nuestro compromiso”, del que destacamos los siguientes extractos, fundamentales para articular una Tercera República en nuestro país, partiendo incluso de los postulados sistemáticamente incumplidos de la propia Constitución vigente:

“Construir el mañana supone priorizar objetivos, potenciar mecanismos e instrumentos de intervención en la realidad y sustentar todo el proceso en parámetros éticos y de conductas de moral pública consecuentes con ellos.

A nuestro parecer, los objetivos a conseguir son tres: la concreción en la práctica de los Derechos y Deberes contemplados en el Título Primero de la Constitución, la creación de un tejido productivo que ligue la economía al territorio, a las necesidades materiales de la mayoría social y lo haga menos vulnerable a crisis como ésta y, en tercer lugar, políticas medioambientales que combatan el cambio climático y a las que toda la actividad productiva y de consumo superfluo se supediten. En resumen: pleno empleo, democracia económica y calidad ambiental.

El hoy y el mañana necesitan, además, de un Estado fuerte y de una sociedad civil igualmente fuerte”.

El documento demuestra que Julio ha muerto de pie, trabajando por la mayoría social desde su trinchera cordobesa, sin descansar nunca en su batalla de siempre por la libertad, la igualdad y la fraternidad.

La España Republicana no le olvidará jamás. Anguita se ha convertido en un mito, un ejemplo de político honrado, austero, decente y ajeno a las miserias de la politiquería. Ahora nuestra obligación es lograr que su leyenda no sepulte el contenido de su obra, consiguiendo más temprano que tarde el país digno en el que hubiera merecido vivir y morir.

La III República, si somos capaces de hacerla realidad, sería la mejor victoria póstuma del maestro Julio Anguita, uno de los padres de la patria que está por venir.

En la ciudad de Granada, a 16 de mayo de 2020.

https://www.elindependientedegranada.es/politica/julio-anguita-uno-padres-patria-que-venir

Hemos perdido a José Luis Serrano, uno de los imprescindibles

03/02/2016

Nuestro compañero, maestro y amigo José Luis Serrano Moreno, socio de UCAR-Granada y referente indiscutible del andalucismo republicano, nos dejó en la madrugada del pasado 29 de enero de 2016. Lamentamos su pérdida, un mazazo brutal para la causa de la libertad.

El mejor homenaje a su memoria es continuar la lucha por el proceso constituyente hacia la III República, la Iberia federal que soñó José Luis, el nuevo país que merecemos.

¡Sus ideas guiarán siempre nuestro caminar! ¡Viva Andalucía libre! ¡Viva la República federal de los pueblos ibéricos.

 

 

 

 

La sonrisa republicana de Gregorio Morales

01/07/2015

Nos has abandonado demasiado pronto, Gregorio. Te has marchado, sin hacer ruido, cuando más te necesitábamos. La noticia de tu muerte nos dejó helados, no podíamos creerla. Esperamos unas horas antes de hacer público nuestro pésame porque tuvimos que hablar con Fernando de Villena para que nos confirmara tu fallecimiento. Nuestro desconcierto era absoluto.

Han pasado los días y continuamos igual, sin aliento, machacados por el abrupto final de tu vida. Apenas unas semanas antes del fatídico domingo 21 de junio, nos habías enviado una propuesta de llamamiento a la unidad republicana, un borrador del texto que tenía que aprobar la asamblea andaluza de UCAR para conmemorar el primer aniversario de la proclamación impuesta de Felipe VI como rey de España. Te lo pedimos a última hora, a través de WhatsApp y con nuestra urgencia habitual. Lo enviaste al cabo de un par de días, con tu sempiterna eficacia, tu maestría de orfebre del castellano, tu claridad de republicano azañista.

Hace diez años, concretamente el 25 de abril de 2005, fundamos juntos UCAR-Granada en los sótanos del Colegio Mayor Isabel la Católica. Yo te conocí en persona aquella tarde. Te había descubierto bastante tiempo atrás, en el Instituto Miguel de Cervantes de la Bola de Oro, cuando Pablo Alcázar, magnífico profesor de Lengua y Literatura, nos entregó una copia impresa de tu ‘Verdad y ficción de la novela española contemporánea’. Aquel artículo de investigación me marcó profundamente, desvelándome las miserias de la literatura lacaya del poder. También me ayudó en el desmontaje del mito de la Inmaculada Transición, un mito en el que había sido educado y adoctrinado. Posteriormente, había seguido tu trayectoria en las páginas de opinión del periódico Ideal, disfrutando de tu manejo del lenguaje, sorprendido por tu disidencia, asombrado de la inagotable libertad que latía en todas aquellas columnas.

Al acabar el acto de constitución del colectivo republicano, compartimos autobús de regreso a casa. Todavía recuerdo retazos de aquella conversación, el orgullo que sentí al compartir militancia contigo, la ilusión y la fe que depositabas en nuestro proyecto. Pasaron los años y perdimos el contacto. Te recuperamos para la asociación en junio de 2010, una vez retomado con fuerza el espíritu fundacional de UCAR, que había languidecido en los últimos tiempos.

Desde entonces, fuiste el mejor cronista de las cenas republicanas, el divulgador perfecto de nuestras iniciativas, el representante ideal ante la Junta Directiva Federal de UCR (tus informes de las reuniones con los compañeros de Madrid eran antológicos, precisos, contundentes).

El 2 de junio de 2014, tras el anuncio oficial de la abdicación de Juan Carlos I, nos encontramos contigo en la concentración proreferéndum de la Plaza del Carmen (sí, la que desembocó en una manifestación improvisada y masiva hasta los Jardines del Triunfo). Parecías un niño con zapatos nuevos. Estabas radiante de felicidad, esperanzado en el futuro, emocionado de ver tanta gente reclamando el derecho a decidir nuestro porvenir. No parabas de abrazarte con diestro y siniestro, celebrando con tu vitalidad aquella fiesta de la democracia. A partir de ese día, tu actividad republicana fue frenética. Quién iba a pensar entonces que estabas apurando el recodo definitivo de tu biografía.

En el XIX Congreso Federal de Izquierda Republicana, celebrado en el Club de Amigos de la Unesco de Madrid el pasado 7 de febrero, fuiste elegido miembro de la Comisión Ejecutiva del partido de don Manuel Azaña, embarcándote además en la aventura de resucitar la histórica revista ‘Política’, dirigiendo la nueva etapa de la veterana publicación. La maldita parca solamente te permitió sacar un número a la calle.

Has dejado inconcluso un gran proyecto: la Academia Republicana de las Artes, las Ciencias y las Letras, el desafío que alentó tus sueños de intelectual comprometido con el destino de su pueblo. Nuestra asociación contribuirá a hacerlo posible, en la medida de nuestras modestas posibilidades.

Nos despedimos de ti, amigo Gregorio, seguros de que siempre estarás con nosotros. Tu obra literaria no morirá nunca. Tu ejemplo de republicano cabal nos acompañará en las batallas que están por llegar. Tu patriotismo ciudadano, tu manera de sentirte español, ayudará a desterrar prejuicios en la construcción de esa otra España posible que necesitamos.

Cuando la sociedad civil alumbre la III República, el país digno y decente por el que tanto luchaste, tu sonrisa victoriosa estará presente en cada plaza, en cada hogar, en cada rostro. La sonrisa constituyente del compañero eterno al que sólo pudo vencer la muerte.
Hasta siempre, querido Gregorio. Un placer haberte conocido.

* El autor es el presidente de UCAR-Granada, el colectivo republicano en el que militaba el escritor Gregorio Morales Villena (1952-2015).

Tu compromiso sigue vivo en nuestra causa

24/04/2013 

En la IX Cena Republicana Granadina os echamos de menos, a ti y a Mari Pepa. Alguno de los asistentes se interesó por el motivo de vuestra ausencia. No era lógico que no estuvierais con nosotros, como lo habíais estado durante las ocho ediciones anteriores. ¿Dónde estabais esa noche? ¿Qué impidió vuestra presencia? Algo grave, pensaban los compañeros, te tenía que haber ocurrido para no poder celebrar con tu gente el 82 aniversario de la Segunda República. Sólo unos pocos conocíamos tu precario estado de salud y la lucha que mantenías en el Hospital Virgen de las Nieves, para tratar, una vez más, de ganarle la batalla a tu ya derrotado corazón.

El 19 de abril, tan sólo una semana después de la Cena, nos dijiste hasta aquí he resistido y hasta siempre. Pero no creas, querido Juande, que porque te hayas ido de puntillas, en silencio, para que no notemos tu falta, lo has conseguido. Estás muy equivocado. Tu compromiso firme, constante, sin desmayo, con todas las causas nobles, justas, bellas y hermosas, como nuestra lucha por la Tercera República, seguirá vivo en todos los que formamos UCAR-Granada, en la que participaste desde el principio, cuando la fundamos en el Colegio Mayor Isabel la Católica.

Juande, debes saber que nos sentimos orgullos de tu trayectoria personal y política, de tu amistad leal y sincera, de tu generosidad sin límite y de tu contagiosa vitalidad. Que permanecerás siempre en el recuerdo de todos aquellos que tuvimos el placer de conocerte y compartir tantos momentos gozosos a tu lado. Debes saber, en definitiva, que a pesar del dolor que nos produce tu partida, tú sigues con todos nosotros y nosotros contigo, compañero del alma, compañero.

Junta Directiva de UCAR-Granada

En memoria de Cristóbal García Puche (1940-2016), socio de Granada Republicana UCAR

26/11/2017

En estos días, al cumplirse el primer aniversario del fallecimiento de nuestro compañero Cristóbal García Puche (1940-2016), recordamos su compromiso inquebrantable con la causa republicana, aprovechando la ocasión para enviar un abrazo solidario a su hermano, el doctor José Luis García Puche, presidente de honor de Granada Republicana UCAR.

¡Nunca te olvidaremos, amigo Cristóbal!

 

En la partida de Arturo Lens Closas 

12/11/2020

Acabamos de saber que el maldito coronavirus nos ha arrebatado a nuestro apreciado afiliado Arturo Lens Closas (1937-2020), obrero metalúrgico jubilado y veterano militante socialista.

Damos el pésame a sus familiares y amistades, lamentando profundamente la partida del inolvidable republicano que nunca dejó de luchar por la libertad de España y por el progreso de la clase trabajadora.

Junta Directiva de la asociación Granada Republicana UCAR

José María Coronas siempre permanecerá en nuestros corazones

12/08/2018

El pasado 5 de agosto falleció en Madrid nuestro compañero y amigo José María Coronas Salcedo (1943-2018). Químico de profesión, histórico militante comunista, implicado en cientos de causas justas, fundó en 2002 la asociación Unidad Cívica por la República (UCR), junto con Miquel Jordà y Julio Anguita, entre otros. Miembro de la Junta Directiva Federal de UCR desde entonces, en calidad de tesorero, fue un activista infatigable de la lucha por la III República Española.

José Mª Coronas siempre permanecerá en nuestros corazones. El mejor homenaje a su memoria es el trabajo cotidiano por un movimiento republicano plural, unitario y representativo de la mayoría social de nuestro país, la España digna y decente a la que dedicó su vida.

Ejecutiva de Granada Republicana UCAR

Honor y goria para Emilio López Pinilla (1945-2020)

21/08/2020

El pasado 9 de agosto, tras una corta y fulminante enfermedad, murió un republicano ejemplar, el compañero Emilio López Pinilla (1945-2020), militante comunista desde joven, luchador antifranquista en la emigración alemana e incansable activista social en su pueblo granadino de Churriana de la Vega, centrado en los últimos tiempos en el movimiento por unas pensiones públicas dignas.

Te echaremos de menos, querido Emilio.

Enviamos un fuerte abrazo a María, a sus hijos y a todos los parientes, amigos, compañeros y camaradas del gran hombre que hemos perdido.

Salud y República.

 

Antonio  Ferrero: Compañero del alma, compañero

26/11/2012

Hay noticias que uno jamás debería recibir. Hay noticias que uno jamás debería de dar. Esas noticias son las que tienen que ver con la muerte de nuestros seres queridos, de nuestros familiares, de nuestros amigos. Hace unos días, recibí la terrible noticia de la muerte de una gran persona, de un gran hombre, y sobre todo, de un gran amigo: Antonio Ferrero Fort**.

Antonio murió el pasado 10 de noviembre, víctima de un cáncer galopante, terrible y asesino. Un cáncer que no le ha dado tregua y le ha arrancado la vida con una rapidez fulgurante.

Antonio Ferrero era, como ya he escrito más arriba, un hombre extraordinario. Si estás leyendo estas palabras y tuviste la suerte de conocerlo, de tratarlo, de compartir su amistad, ya sabes que todo lo que yo pueda decir, no servirá para hacerle justicia. Antonio fue un militante convencido, coherente hasta el último aliento, un ser humano bondadoso, de una sensibilidad extraordinaria, al que le encantaba hablar de libros, de cine, de música. Antonio amaba las cosas sencillas, y era mucho más feliz contemplando una puesta de sol o un árbol magnífico que poseyendo riquezas. Durante gran parte de su vida militó en el PCE, por el lado político, y en USTEA, por el sindical. Era un hombre de unas profundas convicciones pacifistas, un comunista que amaba Andalucía y un andaluz comprometido con la lucha de todos y cada uno de los pueblos oprimidos del mundo: desde Cuba a Palestina, desde el pueblo saharaui a Nicaragua. Antonio, qué duda cabe, fue un maestro dentro y fuera de las aulas.

Yo tuve la suerte de conocerlo, de compartir con él algunos buenos momentos de camaradería, algún vaso de vino, algunas buenas conversaciones sobre Miguel Hernández, al que veneraba; sobre flamenco, sobre música clásica. Me dio a leer algunos de los poemas que había escrito. Y yo le di los míos. Lo conocí en Válor, el pequeño pueblo alpujarreño donde vivía y donde había trabajado como maestro, una tarde otoñal de hace ya bastante tiempo. Mi primera impresión fue que estaba ante una persona de mucha valía y mi intuición no me falló. Durante estos últimos años, nos hemos ido viendo de manera esporádica, siempre en movidas reivindicativas, en manifestaciones antifascistas o en huelgas generales. Porque Antonio siempre estaba donde tenía que estar, porque su compromiso con los más desfavorecidos no le permitía actuar de otra manera. Porque Antonio no era de los que miraban para otro lado, sino de los que tomaban partido, como cantó el poeta Gabriel Celaya, partido hasta mancharse.

Escribió el filósofo francés Joseph Joubert: Hay que morir inspirando amor (si se puede). Comparto totalmente este pensamiento. Y sé positivamente que así ha muerto Antonio Ferrero, inspirando amor entre sus familiares, entre sus amigos, entre sus camaradas. Hoy, cuando escribo esto, mis sentimientos son ambivalentes: Por un lado, siento una profunda tristeza porque ha muerto un ser humano maravilloso; por otra parte, siento una felicidad extraordinaria porque ese hombre me honró con su amistad, porque tuve la suerte de compartir con él algunos momentos (muchos menos de los que yo hubiese querido) de alegría, de lucha, de vida.

Que todo el mundo se entere. Ha muerto Antonio Ferrero. Su recuerdo, su risa, su ejemplo sigue vivo entre nosotros. Hasta siempre, compañero.

http://mimargenizquierda.blogspot.com.es/2012/11/antonio-ferrero-companero-del-alma.html

* Rafael Calero Palma es doctor en Filología Inglesa y poeta.

** Desde la Junta Directiva de UCAR-Granada queremos manifestar nuestro más profundo pesar por la desaparición del inolvidable compañero y amigo Antonio Ferrero Fort (1944-2012), con el que compartimos tantas tardes de organización y debate en la extinta Coordinadora Republicana de Granada. Antonio defendió siempre la causa republicana, con ahínco y coherencia, a lo largo de su fecunda vida, ya fuera a través de la militancia de base en el FRAP, el PCE o USTEA, o en sus últimas responsabilidades, como presidente de la Asociación por la Verdad, Justicia y Reparación de Granada, y vicepresidente del Ateneo Republicano de la Alpujarra. Nunca olvidaremos su ejemplo.

GRANADA REPUBLICANA UCAR

Somos una asociación plural, autónoma e independiente, en lucha por la República del bien común, federal, laica y solidaria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad